Primera operativa del Maersk Mc-Kinney Moller en APM Terminals en el puerto de Algeciras.

Primera operativa del Maersk Mc-Kinney Moller en APM Terminals en el puerto de Algeciras.

La naviera A.P. Møller-Mærsk ganó 21.223 millones de coronas danesas (2.844 millones de euros) netos en 2013, que supone un 9% menos que el año anterior

No obstante el beneficio para el 2013 se ha visto afectado positivamente por la mejora de los volúmenes y la reducción de los costes unitarios en Maersk Line, por un mayor volumen en APM Terminals y por un aumento en la actividad operativa en Maersk Drilling.

Por contra, han afectado negativamente la caída en los fletes en Maersk Line, una disminución de la cuota de la producción de Maersk Oil, un descenso en el precio del petróleo, así como las pérdidas por deterioro relacionadas principalmente con Maersk Tankers y los costes de transformación no recurrentes en Damco.

El beneficio antes de impuestos ha caído un 7% hasta los 37.193 millones de coronas (4.984 millones de euros). El beneficio neto de explotación (Ebit) fue de 41.214 millones de coronas (5.523 millones de euros), un 8% peor que un año antes, mientras que la facturación de 266.236 millones de coronas (35.677 millones de euros),  supone una caída del 7%.

Las acciones de la naviera danesa bajaban un 2 % en la Bolsa de Copenhague tras conocerse el informe con las cuentas anuales.

A.P.Møller-Mærsk es el mayor consorcio industrial danés y una de las principales navieras mundiales, con 152.000 empleados en más de 130 países.