Maersk en el Canal de Panamá

Maersk transita por el Canal de Panamá desde 1917.

La naviera danesa Maersk Line analiza las oportunidades que se abren para el comercio marítimo mundial con la ampliación del Canal de Panamá, y evalúa restablecer algunos de sus servicios que utilizaban la vía acuática actual.

Tal y como ha indicado el director comercial de Maersk, el colombiano Andrés Osorio, para la naviera las oportunidades con el nuevo Canal son «enormes» e impactarán en la red de servicios de la naviera a nivel mundial.

La ampliación ha propiciado la evaluación de la red de servicios, de forma que «se podrían restablecer también servicios que tuvimos en el pasado o cambiar algunos de los que tenemos ahora para que tengamos barcos más grandes cruzando por el Canal de Panamá«.

En abril de 2013 Maersk suspendió dos rutas del Canal de Panamá, por el que transita desde 1917, y las trasladó al Canal de Suez, en Egipto, que permite el paso de buques más grandes con capacidad para transportar 9.000 contenedores.

Uno de esos servicios, el más importante, era entre Asia y la Costa Oeste de Estados Unidos, que se suspendió de manera temporal, según se comentó en su momento, hasta que entrara en operación el Canal ampliado que está programado para el próximo 27 de junio.

La suspensión de ese servicio ha supuesto una reducción de unos 100 tránsitos de la naviera por la vía acuática.

Actualmente realiza tránsitos por la franja interoceánica de «prácticamente» un barco diario, limitado a los buques que caben en el actual Canal y aunque todavía no está previsto ningún cambio en los servicios, «se están analizando y viendo diferentes posibilidades«.

Latinoamérica representa el 10% de la facturación total de Maersk y el 40% del total de volumen de carga refrigerada que Maersk moviliza a nivel mundial.

La ampliación del Canal de Panamá, se inaugurará oficialmente un día antes, el 26 de junio. Ese día cruzará por las nuevas esclusas un único buque comercial con carga, que aún no ha sido escogido por la Autoridad del Canal de Panamá  y que tiene que decidir si lo hace mediante una subasta o a través de un sorteo.

La ampliación entrará en operaciones comerciales formalmente el 27 de junio próximo, y un buque de GNL de la línea Nippon Yusen Kaisha (NYK Line), representado por la agencia naviera Norton Lilly International (Panamá), será el primero en transitar ese día.