Maersk está llevando a cabo un rediseño escalonado de su red de servicios transoceánicos en Asia occidental y central que conecta a países como India, Bangladesh, Sri Lanka, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí con otras zonas del mundo.

Con estos cambios en la red, la naviera tiene como objetivo principal mejorar la velocidad de comercialización, proporcionar una mayor previsibilidad y ofrecer más flexibilidad a las cadenas de suministro.

Así mismo, el grupo danés estima que esta medida le ayudará a construir cadenas de suministro más resilientes y, consecuentemente, en mejores condiciones para hacer frente a los desafíos operativos que se presentan en diversas contingencias.

Con más detalle, el nuevo servicio ME4 ofrecerá una cobertura directa entre Doha y el norte de Europa, mejorando así el tiempo de tránsito en entre cinco y seis días desde Jebel Ali a África Occidental.

Por otra parte, el servicio ME3 que conecta con a Rusia verá una mejora en sus mejores tiempos de tránsito, mientras que la frecuencia del servicio FI3 cambiará de quincenal a semanal.

De igual manera, el nuevo servicio FI4, que combina los anteriores Jade Express y Chennai Express, conectará el sureste asiático con India y Pakistán en un único servicio directo, mientras que, al tiempo, se han introducido mejoras de fiabilidad en el servicio ME7

Por otra parte, sin embargo, se interrumpirá el servicio ME6 y el transbordo en AE1 en Colombo.