Este sello supone una garantía de hasta 24 meses o 1.000.000 km, para los vehículos TopUsed que hayan superado un exhaustivo análisis de más de 200 puntos y con el que el fabricante alemán introduce el concepto de vehículo usado “premium”. Se trata por tanto de una certificación de tipo excluyente, ya que no todos los vehículos disponibles en stock, están en disposición de superar este test.

El sello CCT es una traslación del concepto alemán “Checking, Cerified and Tested”. De esta forma, MAN Truck&Bus Iberia y su departamento de usados TopUsed, con una trayectoria en España de tan solo dos años, sustentada en una red de siete centros especializados, da un paso adelante en cuanto a calidad del vehículo usado se refiere. En 2013 el departamento de usados de MAN en España tuvo unas ventas de 26 M€ con 1.124 unidades vendidas.

Se quiere aprovechar de esta forma, las características de este sello para que el cliente pueda discernir de una manera fácil y rápida, qué vehículos han superado este test y se adaptan a las necesidades de producto testado y certificado.

En definitiva, se trata de trasladar el concepto de producto de calidad asociado al de vehículo usado, que sustituya la desconfianza inicial que puede generar un usado, con el fin de generar una venta repetitiva, en ocasiones posteriores.

Chequeo exhaustivo

Actualmente y como consecuencia del incremento de las ventas de usados en 2013, la vida media de los vehículos en stock en la red TopUsed de MAN Truck&Bus Iberia, es de tan solo 3,5 años.

Aproximadamente el 50% de los vehículos usados actualmente en stock, son susceptibles de alcanzar la certificación CCT. El filtro inicial establece que sólo los vehículos de menos de cinco años o con menos de 650.000 kilómetros pueden acceder a esta certificación.

La inspección comienza con una primera inspección visual de la cabina en su exterior y del bastidor, donde se identifican los posibles defectos a corregir: carrocería, neumáticos, abolladuras, rozaduras, aparición de óxido… luces, salpicadero.

El segundo paso consiste en una prueba dinámica a la que sigue una completa diagnosis tanto del motor como de la cadena cinemática.

MAN efectúa el chequeo exhaustivo de más de 200 puntos

MAN efectúa el chequeo exhaustivo de más de 200 puntos

Mediante conexión a un ordenador, somete a diferentes pruebas de estrés, para comprobar los principales parámetros mediante prueba de alta presión del motor, de compresión, estado de la inyección, aceleración y recuperación. En definitiva un completo “mapeo” del estado del motor.

Se levanta el camión para una nueva inspección de los bajos, estado de la suspensión, posibles fugas de aceite. También se comprueban los valores de frenado y estado de pastillas y de neumáticos, si bien su sustitución no se incluye en la garantía.

Todos estos resultados quedan registrados en una base de datos del fabricante que asocia a cada vehículo con su ficha  y su histórico que recoge todas las pruebas realizadas, sus resultados y las posibles sustituciones de piezas, que está accesible en todo momento y desde cualquier punto para su consulta.

Una vez completada la revisión, que puede suponer de seis a ocho horas de trabajo y el chequeo exhaustivo de más de 200 puntos, y subsanados los defectos encontrados, se emite el certificado CCT, como sello de garantía.

Esta certificación se podrá aplicar también a vehículos de otros fabricantes, que entran como vehículo usado, siempre y cuando cumplan con los criterios de aplicación establecidos.

El concepto CCT de sello de calidad aplicado a los usados del fabricante germano se lleva aplicando desde hace algo más de dos años en Alemania, con excelentes resultados y ahora llega al mercado español.

Las previsiones son certificar unas 200 unidades hasta final de año, para unas ventas totales de usados en el entorno de las 600 unidades.