puerto marin

El puerto pontevedrés de Marín pretende posicionarse como puerta de entrada y salida de mercancías para Castilla y León, con la única terminal cubierta de España, y adaptado al tráfico marítimo con el nuevo canal de Panamá.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Antonio Silván, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Marín y Ría de Pontevedra, José Benito Suárez, han presentado en Valladolid esta oferta portuaria a empresarios de la comunidad.

El presidente ha recordado en su presentación que el de Marín es puerto de interés general, con lo que hace funciones de frontera, en materias como la fiscal, y desde 2006 participa en Cylog, la red logística de Castilla y León.

José Benito Suárez ha destacado que este puerto pretende aumentar su zona de influencia, lo que representa «una gran opción para Castilla y León», además de ser el que tiene los menores costes de los cinco de Galicia declarados de interés general.

Suárez se ha referido al nuevo muelle, previsto para finales de año, que con unos 290 metros lineales de atraque y 15 de calado, está preparado para tráficos como los procedentes del canal de Panamá, cuya ampliación está previsto concluir el año que viene.

Una amplia oferta

El puerto de Marín ocupa unas 80 hectáreas, con cerca de 5.000 metros de atraque y un tráfico anual de aproximadamente dos millones de toneladas, a través de novecientos barcos que operan con setenta países.

La terminal cubierta, «única en España», se dedica principalmente a la industria papelera, pero ofrece la ventaja de evitar demoras en caso de mal tiempo.

Además, el puerto, vecino a la ciudad de Pontevedra, se dedica también la construcción y reparación de barcos, cuenta con lonja de pescado y con terminal propia de ferrocarril, y actualmente está en proceso de expansión.

La autoridad portuaria pontevedresa lleva a cabo una estrategia de expansión, para desarrollar sus infraestructuras y servicios, con el fin de aumentar su oferta y ampliar su zona de influencia hacia el interior peninsular y centroeuropeo.

Por su parte, la Junta de Castilla y León, según ha explicado en una nota, pone a disposición de los empresarios la red Cylog, un conjunto de infraestructuras y servicios para potenciar la «intermodalidad, el transporte internacional y el cabotaje marítimo de corta distancia».

De hecho, Marín ofrece «un centro intermodal de referencia», con tres trenes semanales a Sagunto, Sevilla y Lisboa, uno diario de cereales y otro esporádico de cemento a Toral de los Vados (León).

«La relación entre Castilla y León y el puerto de Marín se puede cifrar entre el 8 y 10% del tráfico total», según la Junta. Además, Marín es centro logístico para distribución de graneles agroalimentarios en el sur de Galicia y en Castilla y León, con destino principal a Zamora, Segovia y León.

Asimismo, destaca el transporte de bobinas de acero para automoción, transportadas semanalmente en camión para Renault en Valladolid y Palencia, de madera, aluminio, chapa de acero y hierro, procedente o con destino a Valladolid, Zamora y León.

En cuanto al tráfico de contenedores con América del Sur tiene entre sus principales clientes a exportadores de Ávila, Burgos, León, Valladolid y Palencia, para exportar principalmente leche, legumbres, alimento para animales y material eléctrico.