Más de la mitad de puestos de conductor profesional quedarán sin cubrir en 2026 en toda Europa

Más de la mitad de puestos de conductor profesional quedarán sin cubrir en 2026 en toda Europa, según la Iru, que pide medidas para dar relevo generacional a un colectivo que vive un proceso acelerado de envejecimiento. España, entre los países con peor evolución.

Martes, 15/11/2022 por CdS

La Iru calcula que en España se quedarán sin cubrir 140.741 puestos de conductor profesional en 2026.

La Iru ha hecho un dramático diagnóstico de la escasez de conductores profesionales en Europa en su último informe al respecto.

Según los registros de la asociación internacional, el año pasado la escasez de conductores profesionales se incrementó un 40% el año pasado y en este 2022 la situación irá a peor, de tal modo que afectará a un 14% de los puestos vacantes para esta categoría profesional en el continente.

Así mismo, los datos que aporta la institución apuntan a que la demanda de conductores se ha incrementado en un 44% anual en el período que va de enero a septiembre de este mismo ejercicio.

De igual manera, el pronóstico de la Iru señala que la escasez de conductores se agravará hasta 2026, con más de la mitad de los puestos vacantes para chóferes en Europa que se quedarán sin cubrir si no se consigue revertir la situación.

En este proceso tiene mucho que ver el envejecimiento que se está produciendo entre el colectivo de conductores profesionales, algo que también se está viendo en otros sectores productivos del continente y que es consecuencia de la estructura poblacional europea.

En este sentido, el informe estima que para 2026, el 30% de los conductores de más de 55 años de edad se habrán jubilado, mientras que, al tiempo y en sentido contrario, la demanda de estos profesionales seguirá creciendo a un ritmo anual de un 10% durante los próximos años.

Para el caso concreto de España, la Iru calcula que para 2026 en el país se quedarán 140.741 puestos de conductor profesional sin cubrir, un 8% del total, con un registro que implica un incremento de un 58% con relación al dato de 2021. Solo Francia vivirá una evolución peor, aunque habrá más vacantes sin cobertura también en Alemania, Polonia y Rumanía.

La organización internacional señala la necesidad de encontrar un relevo generacional entre jóvenes y mujeres para que se pueda mantener la actividad de un sector imprescindible para la economía europea.