El e-commerce, que ya se convirtió en un canal de referencia para una nueva generación de consumidores que prefiere realizar sus compras desde sus ‘smartphones‘ o tablets, ha conseguido universalizar más si cabe su uso entre la población general con la pandemia.

En este contexto, DPDgroup ha elaborado su nueva edición del informe ‘E-shopper Barometer’, en el que analiza tendencias y comportamientos de los compradores ‘on-line‘ europeos a la hora de adquirir productos por Internet.

Según el estudio, el 15,5% de las compras de los consumidores europeos ya se realizan a través de Internet, y los compradores habituales llegan a realizar una media de 43 compras al año. Además, si hay un segmento de productos que se ha beneficiado del ‘boom‘ del ecommerce en los últimos tiempos ha sido el de los alimentos y bebidas.

Durante los meses más duros de la crisis sanitaria fue la categoría de producto que más disparó su demanda, y que incluso ha mantenido esos niveles una vez estabilizada la situación. De hecho, desde enero, un 35% de los e-shoppers habitual ha hecho pedidos de alimentos frescos.

Diferentes perfiles

Aunque cada uno de ellos es diferente, todos los compradores comparten ciertas características comunes. El barómetro los agrupa en cinco perfiles: los e-seniors, los aficionados, los epicúreos, los eco-selectivos y los sensibles a los precios.

Uno de los datos más destacados es que durante 2021, el 10% de las compras hechas por los seniors, de más de 55 años, se realiza por Internet. Los aficionados, sin embargo, son los más experimentados, valorando el 82% de ellos la comodidad y la sencillez a la hora de comprar.

Asimismo, un 65% piensa que pueden encontrar prácticamente todo lo que necesitan en Internet. Por su parte, los epicúreos, que representan un 13% del total de los compradores ‘on-line’ europeos, se distinguen por la facilidad, la sencillez y el disfrute personal que buscan con esta experiencia de compra.

En este caso, un 78% se decanta por adquirir productos y servicios de marcas reconocidas y un 81% presta especial atención a la empresa de mensajería que le entregará su pedido. Los eco-selectivos, que representan un 14%, compran esporádicamente y suelen adquirir productos más selectos, teniendo en cuenta el impacto medioambiental.

El perfil que se añade este año es el del sensible a los precios. Estos consumidores, que ya suponen un 10%, fueron pioneros en apostar por el canal ‘on-line’ y se caracterizan por realizar, de media, 3,8 compras al mes, pero siempre con responsabilidad y una visión ahorradora, por lo que prefieren recoger ellos mismos sus pedidos.

Tendencias actuales

Entre las tendencias que ha detectado el estudio, destaca la convivencia del e-commerce con el comercio tradicional en un modelo omnicanal que combina la experiencia de la tienda física con la comodidad de las compras por Internet.

A ello se añade la preocupación por el medio ambiente, pues cada vez más consumidores habituales van al encuentro de marcas que aseguren que sus procesos y productos sean sostenibles.

Los usuarios europeos también siguen valorando la flexibilidad de horarios, la información sobre la hora a la que llegará su pedido y la variedad de lugares de entrega, así como la facilidad para realizar un envío y el acceso al estado del mismo en todo momento.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110