La Presidencia croata del Consejo ha organizado un Consejo de Ministros europeos de Transporte por videoconferencia centrado en los aspectos de digitalización y sostenibilidad del sector del transporte de cara a la recuperación de la crisis sanitaria.

En el encuentro, el ministro español José Luis Ábalos ha pedido que el transporte tenga un mayor peso en el Plan de Recuperación presentado por la Comisión Europea.

España considera fundamental que el sector del transporte tenga una atención específica en este Plan, según Ábalos, ya que así se ayudará a evitar distorsiones de la competencia y permitirá garantizar la cohesión económica, social y territorial de toda la Unión Europea.

En el encuentro, cada Estado miembro ha propuesto iniciativas e inversiones que considera más urgentes para la recuperación y que puedan fortalecer la resiliencia del transporte de la Unión, así como otras medidas a medio y largo plazo para lo que se ha dado en llamar «una recuperación verde e inteligente«.

Nuevo Marco Financiero Plurianual

Así pues, en este sentido, el ministro ha pedido a la Comisión que dote en el nuevo Marco Financiero Plurianual mayores partidas destinadas a las redes transeuropeas, «especialmente en los tramos transfronterizos y aquellos que permiten una buena conexión desde la periferia al centro de Europa”.

De igual modo, Ábalos también pide a la Comisión un impulso inversor en el mercado único digital del sistema de transporte “que haga realidad un transporte sin fisuras, y que los beneficios de este esfuerzo inversor puedan llegar a cualquier empresa de transporte”.

Además, el máximo responsable del Departamento de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana también ha dado su apoyo a dos declaraciones auspiciadas por Países Bajos y que van orientadas a fomentar el transporte internacional ferroviario de pasajeros y el desarrollo de combustibles sostenibles en la aviación.

Finalmente, el mimistro también se ha mostrado de acuerdo con  la revisión de las reglas de propiedad y control de las compañías aéreas europeas, uno de los sectores más afectados por la crisis de la Covid-19, para que puedan acceder a los mercados de capitales mundiales y encontrar vías de financiación más amplias, ya que, en su opinión, «de lo contrario muchas compañías europeas se van a ver abocadas a la desaparición, y con ellas se perderán miles de empleos de calidad en Europa”.