Mercadona tiene muy avanzado un proyecto para construir una nueva plataforma logística en los alrededores de Lisboa, con el fin de reforzar su presencia en el mercado luso, su primer paso hacia la internacionalización.

La cadena valenciana está pendiente de la respuesta de las autoridades del país ibérico en relación con el estudio de impacto ambiental de la iniciativa para seguir adelante con esta instalación.

En concreto, la compañía pretende invertir 180 millones de euros para instalar su principal plataforma logística en territorio portugués en el municipio de Almeirim, al noreste de la capital lusa.

Este nuevo bloque logístico se destinará a recibir, almacenar y distribuir productos para la venta al público, en el centro y sur del país, donde prevé abrir nuevos establecimientos el año que viene.

Para ello, ha seleccionado una parcela de terreno ubicada en ese municipio con una superficie aproximada de 40 hectáreas, sobre la que pretende desplegar las correspondientes edificaciones.

Mercadona estima que este emplazamiento satisface sus necesidades de espacio para el proyecto que pretende realizar y, además, considera idónea su ubicación cerca de las principales redes de conexión con la capital lusa, así como con la frontera española.

Esta plataforma recibirá los productos recibidos de sus proveedores, hará un almacenamiento temporal de la carga para pasar posteriormente a su distribución, en lotes más pequeños, a sus tiendas minoristas en la zona centro y el sur de Portugal.