La división Mercedes Benz Vans, del fabricante Mercedes, realizará una inversión de 41 millones de euros para ampliar la capacidad de producción de su planta de furgonetas y monovolúmenes de Vitoria, donde se fabrica la Vito, como consecuencia de los buenos resultados obtenidos.

La mayor parte de la inversión se destinará a adaptar los talleres de carrocería, pintura y línea de montaje de la fábrica. Asimismo, y como medida para dar respuesta a la fuerte demanda, a partir de octubre entrará en vigor un tercer turno de trabajo en la planta, con el que se espera aumentar significativamente la producción de la misma.

La Vito ha experimentado un gran crecimiento en las ventas durante el pasado ejercicio, permitiendo la apertura de nuevos mercados para la empresa en el pasado 2015. El año pasado las ventas a nivel global del modelo se incrementaron un 23%, registrando más de 74.400 unidades.

Este crecimiento ha continuado en 2016, ya que durante el primer trimestre del año, se han alcanzado las 21.300 unidades, un 61% más que en los tres primeros meses de 2015. La demanda del modelo Vito-Class, por su parte, se ha incrementado un 58% hasta llegar a las 9.300 unidades vendidas entre enero y marzo de 2016.

El fabricante espera que estos buenos resultados se mantengan a lo largo del año, consiguiendo al término de 2016 unas cifras superiores a las de 2015.

El segmento de furgonetas y monovolúmenes medianos se ha convertido en el segundo pilar de la estrategia internacional del fabricante, la ‘Vans goes global’ en la que la planta de Vitoria, como fábrica principal de las gamas Vito y Vito-Class a nivel global, juega un importante papel.