La alemana Mercedes-Benz Trucks ha empezado a utilizar la impresión en 3D para fabricar piezas de recambio metálicas con la misma funcionalidad, fiabilidad, durabilidad y coste que las fabricadas en planta, según afirma Andreas Deuschle, director de Marketing y Operaciones para Servicio al Cliente y Recambios de Mercedes-Benz Trucks.

El fabricante alemán ha empezado a utilizar esta tecnología en la producción de piezas de aluminio para vehículos antiguos. Con el uso de impresoras 3D, Mercedes consigue fabricar recambios en cantidades pequeñas, con rapidez y flexibilidad. La marca estima que esta técnica puede emplearse, además de para producir piezas de motor, para elementos de sistemas de refrigeración, transmisiones, ejes y chasis.

Mercedes estima que, una vez se haya desarrollado completamente esta tecnología, la producción de piezas de recambio metálicas se descentralizará, con lo que se ganará en rapidez y flexibilidad en su distribución a cliente final.

El uso intensivo de esta tecnología puede tener un gran impacto sobre la cadena de suministro, ya que evitará el almacenamiento masivo de aquellas piezas que puedan fabricarse con impresoras 3D y, de igual modo, reducirá su transporte, lo que redundará en menores tiempos de entrega.