Merlin Properties refuerza su política medioambiental en plena pandemia y coloca la sostenibilidad en el centro de su estrategia global de responsabilidad social corporativa, cmo eje troncal en toda su cartera.

Psra ello, la socimi ha definido define su estrategia a través de cuatro líneas de actuación, que se centran en activos sostenibles, construcción sostenibles, movilidad sostenible y certificaciones de sostenibilidad.

Por lo que respecta a los inmuebles, la compañía se centra en la implementación de medidas de ahorro energético y la instalación de placas fotovoltaicas para la generación de energía renovable, tanto para autoconsumo, como para vertido a la red.

En el ámbito de la construcción, la política de sostenibilidad se focaliza en materia de consumo de energía, mientras que para la movilidad, la socimi promueve un modelo de movilidad urbana moderno y bajo en emisiones, que fomente el empleo de vehículos eléctricos y alternativas de movilidad cero emisiones.

De igual manera, Merlin se ha volcado con la logística de última milla y la instalación de cargadores eléctricos en su cartera de activos.

Finalmente, por lo que respecta a certificaciones, la compañía cuenta con una elevada proporción de activos certificados en materia de construcción sostenible LEED y BREEAM, que alcanza al 81% de sus activos, así como de otros estándares.

Para seguir adelante con su política de sostenibilidad, la socimi planea adquirir energía 100% renovable en todos sus activos multi-inquilino, expandir la primera fase de su proyecto de energía fotovoltaica en un total de 24 activos, amplificar la red de puntos de carga de vehículos eléctricos al 100% de la cartera de oficinas y certificar el 99% de sus activos con los sellos LEED y BREEAM, entre otros aspectos.