Merlin Properties ha lanzado una emisión de bonos dirigida exclusivamente a inversores profesionales por un importe total de 500 millones de euros con vencimiento en 2030 para refinanciar su deuda actual.

La intención de la socimi sería sustituir una emisión anterior de 548 millones de euros que vence el año que viene, según informa Europa Press, como parte de su política de gestión del balance, centrada en la refinanciación de la deuda para atrasar los vencimientos.

Con el montante aún por determinar en función de la demanda que obtenga la transacción, la emisión se pagará con frecuencia anual y la emisión se ha llevado a cabo en la Bolsa de Luxemburgo. Su negociación comenzará el próximo 1 de junio.

Según los datos de la agencia, la deuda financiera neta de la socimi asciende actualmente a 5.229 millones de euros, aunque no tiene que afrontar ningún vencimiento de deuda hasta mayo de 2022, mientras que el nivel de endeudamiento se sitúa en el 39,7%.

Al tiempo, Merlin Properties obtuvo un beneficio contable de 55,7 millones de euros en los primeros tres meses del año, lo que supone un incremento del 44% respecto al mismo periodo del año anterior.