Vias en la estación francesa de Estrasburgo

La CNMC ha sancionado a quince empresas y catorce directivos.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha sancionado esta misma semana a quince empresas y catorce directivos por repartirse de manera ilícita los concursos públicos convocados por Adif relacionados con infraestructuras ferroviarias, principalmente de los sistemas de electrificación y electromecánica, para las líneas de tren convencional y alta velocidad.

Competencia estima que durante catorce años estas empresas crearon varios cárteles en las licitaciones del AVE y del tren convencional, por lo que les impone una sanción conjunta que asciende a un total 118 millones de euros, mientras que a los directivos responsables de tales conductas la multa asciende a 666.000 euros.

En opinión del organismo regulador, estas empresas crearon tres cárteles para falsear la competencia en los concursos públicos con el fin de repartirse los concursos para la construcción, suministro, instalación y mantenimiento de sistemas de electrificación de líneas ferroviarias de alta velocidad.

También manipulaban los concursos para el mantenimiento de los sistemas de electrificación en líneas de tren convencional, así como para repartirse los concursos públicos y privados para la construcción, suministro, instalación y mantenimiento de equipos electromecánicos en las líneas de alta velocidad.

Las empresas sancionadas habrían adoptado, según la CNMC, acuerdos para el reparto de, al menos, siete contratos con un presupuesto de licitación de 84 millones de euros.