Instalaciones de los astilleros públicos Navantia en Ferrol

Instalaciones de los astilleros públicos Navantia en Ferrol.

El director de Planificación y Control de Navantia, Juan José Porras, ha expresado sus dudas acerca de la conveniencia de construir un dique flotante en Ferrol para la reparación de barcos, ya que este mercado está abocado a un crecimiento limitado y no forma parte de las actividades «naturales» de los astilleros españoles, según ha afirmado en un artículo publicado en el diario Expansión.

«Las rutas de mayor tonelaje se ubicarán en el futuro en Asia Pacífico y en Oriente Medio, y esta circunstancia debe tenerse en cuentaantes de acometer inversiones significativas que no se basen en un incremento realista de los mercados naturales españoles, fundamentalmente el europeo», ha asegurado Porrás, aludiendo, aunque sin citarlo expresamente, al dique flotante de Ferrol. 

Estas consideraciones se expresan un mes después de que la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea emitiera una opinión desfavorable a la construcción del dique. En concreto, Bruselas respondió a una consulta no vinculante de España que el proyecto podría ser considerado ayuda de Estado, dada la alta inversión pública que requeriría.

Por otro lado, «el mercado de reparaciones de mayor crecimiento también se ubicará en Asia-Pacífico y Oriente Medio», y «el mercado de reparación en Europa, aun cuando pueda tener un limitado crecimiento, verá reducida su importancia relativa global en las próximas décadas», argumenta Porras.

En concreto, la mayor parte del negocio de reparaciones navales se localiza en Asia, mientras que algo menos de un 20% se realiza en Europa. Además, «resulta fundamental tener en cuenta una característica estructural del mercado de reparación naval», consistente en «la segmentación geográfica en función de las rutas comerciales, de manera que existen nichos relativamente estancos según el tráfico marítimo«, argumenta.

Recuperación en Navantia

El director también ha indicado que, tras varios años de descensos continuos en la actividad de reparaciones de Navantia, en 2013 se ha producido una sensible recuperación, «con un crecimiento de los ingresos de cerca de un 45% respecto al año 2012, así como la vuelta a la rentabilidad que se había perdido en años anteriores».

«Esta tendencia de mejora de ingresos y rentabilidad se está manteniendo en este año 2014. La estrategia seguida es la de concentrarse en segmentos de mayor complejidad relativa, y por tanto de mayor valor añadido, como la reparación de gaseros (GNL), de buques de crucero, de megayates y modernizaciones-transformaciones, en competencia directa en todos los casos con los principales astilleros de reparación europeos«, ha explicado. 

Por contra, desde el comité de empresa de Navantia en Ferrol, se cree que el directivo «se está intentando justificar» para no construir el dique flotante, ya que, mientras que Porras señala que el mercado de reparaciones tiene un crecimiento «limitado», los trabajadores de Navantia en Ferrol aseguran que no pueden reparar más barcos porque no disponen de más sitio, según recoge La opinión A Coruña.