Esta semana, la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una más de sus campañas periódicas dirigidas a intensificar la vigilancia en las condiciones de los vehículos pesados.

Así pues, los agentes de la DGT y de otras policías locales del país se centrarán hasta el próximo 14 de febrero en comprobar aspectos como la velocidad, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, la seguridad de la carga, así como el uso del cinturón por parte del conductor y los ocupantes.

De igual modo, también se vigilará la conducción bajo los efectos del alcohol y otras sustancias, así como el uso del móvil al volante, entre otros aspectos.

De manera más específica, las inspecciones se van a centrar durante esta campaña especialmente en el control del cumplimiento de los tiempos de conducción y descanso de los conductores de vehículos de transporte de mercancías y pasajeros, debido a la estrecha relación que guarda el respeto de los descansos con el grado de fatiga y las distracciones durante la ruta, circunstancias que pueden incrementar el riesgo de sufrir un accidente.