Situación del nuevo centro de carga aérea de Iberia en Madrid-Barajas

Situación del nuevo centro de carga aérea de Iberia en Madrid-Barajas

El presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, han firmado hoy  en Madrid el contrato para la construcción de una nueva terminal de carga de Iberia en el Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Aena e Iberia van a destinar a este proyecto una inversión conjunta de 100 millones de euros (60 millones por parte de Iberia y 40 a cargo de Aena), con lo que el Aeropuerto de Barajas se convertirá  en el centro de conexión de vuelos de mercancías a Latinoamérica más importante de Europa.

Puede descargarse la  presentación sobre la nueva terminal de carga de Iberia en Madrid-Barajas (documento pdf de 2,6 Mb) realizada por el Ministerio de Fomento.

La nueva terminal de carga de Iberia en el Aeropuerto de Madrid-Barajas ocupará una superficie total de cerca de 92.000 m², de los que 39.000 m² corresponderán a la nave.

[audio:https://www.cadenadesuministro.es/wp-content/uploads/2011/08/IBERIA-110309-Firma-nueva-terminal-de-carga-de-Iberia-Antonio-Vázquez-final.mp3|titles=Antonio Vázquez presidente de Iberia ]

Antonio Vázquez, presidente de Iberia, durante la presentación del proyecto de la nueva terminal de carga en el aeropuerto de Madrid Barajas

Tal y como ha explicado Antonio Vázquez, presidente de Iberia, la principal característica de la nueva terminal es su situación, entre las dos pistas 15-33 y próxima a la plataforma de estacionamiento de aeronaves del Edificio Satélite de la T4, en la que operan los vuelos que enlazan España e Iberoamérica. Con ello, ha afirmado, «ganamos en productividad, ahorramos tiempo y, por tanto, podremos ofrecer un mejor servicio».

Apuesta por la carga en Barajas

Con la construcción de la nueva terminal se espera que en el periodo 2015-2030 se llegue a triplicar el volumen de carga que maneja el Aeropuerto de Madrid-Barajas, al pasar de las más de 175.000 toneladas en 2010 a 650.000 toneladas en 2030. Al respecto, Vázquez  se ha mostrado muy optimista, pues ha afirmado que, a pesar de haber sido uno de los sectores más castigados por la crisis económica, el transporte aéreo de mercancías se ha recuperado durante 2010 y para 2011 se prevén «alacanzar los máximos históricos de 2007».

Además, se estima que con la entrada en funcionamiento de la nueva terminal de carga en 2015 se crearán 400 empleos directos y otros cerca de 1.000 indirectos en servicios aeroportuarios y otros sectores.