El informe anual de Acreditación de Carbono de Aeropuertos del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI Europe), apunta a un importante crecimiento de la participación en el programa en los años comprendidos entre mayo de 2019 y mayo de 2021, que se han fusionado en un único período, para ayudar a los aeropuertos a adaptarse al desafiante contexto por la pandemia.

Al final del período, hay un total de 304 aeropuertos acreditados en todo el mundo, frente a los 274 aeropuertos en el anterior período, lo que da una idea del grado de preparación de la industria aeroportuaria para descarbonizarse en las condiciones más difíciles.

Este «esfuerzo colectivo» se ha traducido en resultados tangibles, como la reducción de 347.718 toneladas de CO2 (-5,5 %) en lo relativo a las emisiones bajo el control directo de los operadores aeroportuarios (es decir, Alcance 1 y 2 según GHG Protocol).

La gestión colectiva del carbono en el ámbito aeroportuario a nivel mundial ha merecido el reconocimiento de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que ha valorado el crecimiento del programa y la «adopción de medidas con la incorporación de nuevos niveles, alineando su ambición. con los objetivos climáticos globales. Las iniciativas lideradas por la industria, como la Acreditación de Carbono de Aeropuertos de ACI, son cruciales para apoyar la realización del Acuerdo de París».

En Europa hay un total de 155 aeropuertos acreditados, algo más de la mitad del total a nivel global. En lo concerniente a los aeropuertos españoles, en el Nivel 1 se encuentran los aeropuertos de Alicante, Castellón, Menorca y Santiago; en el Nivel 2 los de Lanzarote, Málaga y Palma de Mallorca, mientras que en el Nivel 3 e sitúan los de Madrid y Barcelona.

Airport Carbon Accreditation es la norma mundial para la gestión del carbono en la industria aeroportuaria. Su objetivo es fomentar y permitir que los aeropuertos apliquen las mejores prácticas en la gestión del carbono.  El programa se centra en las emisiones de CO2, que constituyen la gran mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero de los aeropuertos, y su administración y verificación independientes garantizan la credibilidad del programa.

La Acreditación del Carbono en Aeropuertos es una herramienta que se adapta a las necesidades de todos los aeropuertos. Se trata de un programa para aeropuertos de todos los tamaños, que va más allá de los hubs y de los aeropuertos regionales con tráfico regular de pasajeros, para incluir a los aeropuertos de aviación general y de carga. Los aeropuertos pueden acreditarse en seis niveles de acreditación progresivamente ambiciosos.