Ya ha finalizado la obra del desarrollo industrial Pla de Carrases en el municipio valenciano de Lliria, impulsada por el agente urbanizador Lliria Actuaciones Integrales participada por Yaiza Trust y Grupo Bertolin, con la construcción y arranque del depósito de agua como punto final a esta gran área industrial que ocupa una superficie de cerca de 1.200.000 m².

De ese volumen, más de 700.000 m² son de parcela edificable y 157.000 m² de zonas verdes, para una actuación que ha supuesto una inversión de más de 100 millones de euros.

Además de su envergadura, Pla de Carrases cuenta con una localización estratégica junto a los principales nudos de comunicaciones de la capital catalana, así como con los puertos de Sagunto y Valencia.

Por otro lado, frente a otros parques industriales que sólo tienen dotaciones para empresas del sector logístico, en este caso los servicios de potencia eléctrica, agua y depuración de aguas residuales permiten también que se implanten industrias con mayores consumos de electricidad y agua, de tal manera la dotación eléctrica del polígono es de 27 Mw y cuenta con una concesión de aprovechamiento de agua de 524.000 m³/año.

El polígono cuenta también con una estación depuradora de aguas residuales dotada de la última tecnología, que lo convierte es un espacio muy atractivo para la implantación de industrias cuya reglamentación precise de esta característica.

La actuación está destinada a cubrir parte de la gran necesidad de suelo industrial y logístico que existe actualmente en la Comunidad Valenciana.