La Autoridad Portuaria de Cartagena y ADIF impulsarán conjuntamente inversiones ferroviarias para potenciar el transporte intermodal en el enclave, con actuaciones previstas de conexión ferroviaria de Escombreras, la nueva terminal para graneles sólidos portuarios en el centro peninsular y la ZAL de Cartagena.

Los responsables de la dársena cartagenera consideran necesarias las actuaciones en el ámbito de la intermodalidad con el fin de iniciar la explotación comercial de Escombreras, así como para atraer nuevas línea de negocio.

En este sentido, hace pocos días se adjudicó la redacción del proyecto y ejecución de las correspondientes obras de renovación y mejora de la terminal ferroviaria de la dársena Escombreras con un plazo de ocho meses y un presupuesto de 717.515,44 euros

La Autoridad Portuaria defiende que activar la puesta en funcionamiento de la terminal ferroviaria es urgente para incrementar el volumen de mercancías que mueve el puerto, ahorrando costes y apostando por la sostenibilidad merced al aprovechamiento de una terminal en el centro de conexión con el centro de España con posibilidad de generar nuevas líneas de negocio para el puerto y las empresas cargadoras de Murcia.

De igual manera, el puerto y el administrador de la infraestructura ferroviaria analizan las opciones para conectar el enclave con el Corredor Mediterráneo y la ZAL de Cartagena, a la que se quiere convertur en plataforma intermodal parta impulsar la zona como centro de prestación de servicios logísticos mediante infraestructuras más ágiles, eficientes y sostenibles.