Opel pone en el mercado su primer vehículo comercial totalmente eléctrico, el Vivaro-e, justo en un momento crucial para el futuro de la automoción.

El nuevo modelo está disponible en tres longitudes y con diferentes variantes de carrocería, con pedidos que podrán realizarse desde este mismo verano, con vistas que las primeras entregas se realicen a lo largo del resto del  año.

Con una autonomía de hasta 330 kilómetros, sus cargas útiles de 1.275 kg son comparables a las de los vehículos comerciales similares con motores de combustión.

El Vivaro-e dispone de dos tamaños de batería de iones de litio. Una con 75kWh para una autonomía de hasta 330 kilómetros y otra con 50kWh y una autonomía de hasta 230 kilómetros, que, en ambos casos, se adaptan debajo del espacio de carga de tal manera que no comprometen su uso.

De igual manera, el modelo incorpora un sistema de frenado regenerativo, que recupera la energía producida al frenar o desacelerar, aumenta aún más la eficienciay ofrece 100kW (136hp) y 260 Nm de par, con una velocidad máxima, controlada electrónicamente de 130 km/h.

El nuevo vehículo cuenta con versiones de doble cabina, de plataforma y furgón, con cargas útiles de hasta 1.275 kg y pesos brutos del vehículo que van desde 2.800 a 3.100 kg. Así mismo, el Vivaro-e ofrece una gama amplia de sistemas de asistencia al conductor.

El próximo Opel comercial ligero eléctrico, el Combo-e, llegará en 2021, con lo que la marca sigue en su ofensiva por ofrecer una versión electrificada de cada vehículo de pasajeros y comerciales para 2024.