PSA International ha iniciado un piloto en su Terminal Europa del puerto belga de Amberes para probar el potencial del hidrógeno, como parte del proyecto Hydrolog, impulsado por el Flanders Institute for Logistics para la introducción de vehículos que utilicen este combustible en la industria.

Para ello, está probando una tractora de terminal propulsada por hidrógeno de la marca Terberg en combinación con una estación de repostaje móvil. La tractora, que ha llegado el 3 de mayo y cuenta con una capacidad de 36 toneladas, se utilizará para mover contenedores por las instalaciones durante dos semanas en total.

Las emisiones de PSA Amberes se originan principalmente por el uso de equipos diésel, como ‘straddle carriers‘, tractoras de terminal y otros vehículos. Además de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, a largo plazo se pretende lograr también una disminución significativa en las de óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión.

Esto contribuirá a mejorar la calidad del aire y la salud de la comunidad local. Además, la experiencia adquirida mediante estas pruebas se aplicará a nuevos pilotos para lograr así mayores avances en la descarbonización de la terminal.

Así, en el marco de su ‘Programa Verde de Straddle Carriers‘, el terminalista desarrollará una prueba de concepto con el especialista en tecnología CMB.TECH para convertir motores diésel en dual-fuel a hidrógeno y diésel en este tipo de equipos.

En mayo, este programa ha recibido una ayuda del programa europeo Horizonte 2020, como parte del consorcio Pioneers para impulsar una red de innovación abierta a nivel portuario para mejorar la eficiencia y reducir las emisiones.

La ayuda permitirá a PSA poner en marcha dos pruebas más en Amberes, para la inyección de hasta un 90% de hidrógeno en los motores de combustión de una ‘straddle carrier’ y probar uno de estos equipos con una pila de combustible de hidrógeno.