El Centro Portuario de Empleo de Valencia ha aprobado un protocolo de excepciones que contempla un ambicioso plan de medidas de conciliación de la vida familiar y laboral, como la instauración, por primera vez, de un turno fijo diurno para aquellas personas que lo soliciten y cumplan con los requisitos establecidos.

El acuerdo, suscrito entre la dirección y los representantes sindicales, implica una mejora del Plan de Conciliación aprobado y puesto en marcha por el CPEV en 2015. El objetivo es normalizar el derecho de los estibadores a adecuar el desarrollo de su jornada laboral a las circunstancias personales.

Entre las medidas aprobadas como excepciones permanentes, se encuentra la adaptación de la jornada para personas trabajadoras con hijos menores de 12 años o para obtener una protección efectiva de la vida familiar.

Dicha flexibilización deberá ser acordada con la empresa que adaptará la jornada laboral del empleado según una serie de posibilidades y respetando el descanso semanal según el sistema establecido para el colectivo portuario, hasta el cumplimento de la edad establecida en la normativa.

Asimismo, los trabajadores que cursen, de manera presencial, estudios reglados en un centro oficial para la obtención de un título académico o profesional, podrán solicitar excepción por estudios, así como aquellas que acrediten otros motivos de índole personal.

Por último, el protocolo aprobado también contempla una serie de excepciones puntuales diarias que los trabajadores deberán solicitar para el día y jornada necesitados con 48 horas de antelación y justificados antes de tres días laborables siguientes a la misma.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110