Volvo Trucks & Buses ha inaugurado un nuevo punto de servicio oficial en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, que sustituirá al que ya existía en San Fernando de Henares.

Situado en el polígono industrial Casablanca, junto a la A-2, cuenta con 8.600 m2, de los que 1.500 m² han sido destinados a taller y otros 400 m² a oficinas.

El taller, equipado para la reparación y mantenimiento de camiones y autobuses, se divide en seis calles de 28 metros. Cuenta con foso de 22 metros con frenómetro y detector de holguras, además de una calle diseñada para dar servicio a los clientes que disponen de autobuses híbridos.

El centro, que ofrece también un servicio de tacógrafo digital, cumple con la normativa regulada para la manipulación de vehículos de Gas Natural Licuado y Gas Natural Comprimido.

Con estas nuevas instalaciones, el fabricante continúa mejorando su red oficial de talleres y su servicio posventa, que cuenta con 58 puntos ya repartidos por la geografía española. Además, el parque local de vehículos Volvo es de más de 1.000 camiones y 400 autobuses.