La empresa Península Petroleum ha sido la encargada de cubrir los primeros servicios de avituallamiento de carburantes a los buques situados en la zona de fondeo del puerto de Tarragona el primer fin de semana de junio.

La embarcación Nivaria, procedente de Barcelona y con una capacidad de unos 4.500 m³ de combustible con muy bajo contenido en azufre, VLSFO, se ha ocupado del suministro a los barcos Almi Sky y Atlantic Symphony.

El servicio, que de momento se realizará siempre utilizando esta embarcación, se puede solicitar en atraque o en fondeo, siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables. Además, gracias al sistema de bunkering también se puede proporcionar a los buques LSMGO, un combustible con un máximo del 0,1% de azufre.

El avituallamiento con combustibles bajos en azufre supone un nuevo impulso para los puertos de todo el mundo, fomentando la sostenibilidad en el transporte marítimo, ya que supone una nueva forma de reducir las emisiones marítimas.