Europa está viviendo en los últimos años un incremento de los delitos relacionados con vehículos comerciales. En Reino Unido, por ejemplo, una furgoneta es asaltada cada 23 minutos, lo que supone unos costes de unos 290 millones de euros para las empresas del sector cada año, con 12.746 de media por víctima.

La situación ha llevado a Ford a lanzar el sistema de seguridad ‘Modo Guardián’, que monitoriza en tiempo real a las furgonetas y, a través del móvil, alerta de posibles peligros a los administradores de pequeñas flotas, a los propietarios-operadores y a los conductores.

Está disponible en la aplicación FordPass Pro, que ayuda a los usuarios a gestionar y controlar hasta cinco vehículos, y se activará mediante una actualización inalámbrica del software, para más tarde extenderse a toda la gama de vehículos del fabricante.

Al encender el Modo Guardián, este activa diversos sensores para detectar cuándo alguien accede al habitáculo, abre el capó o el compartimento de carga, o arranca el motor. Si esto sucede, el sistema envía una notificación al móvil del propietario.

Manda alertas incluso si el vehículo se abre o se pone en marcha con una llave, una acción que no llegaría a activar una alarma convencional, y que puede ser útil en caso de robo o clonación de la llave.

Asimismo, informa de las horas en que se ha accedido al vehículo, el motivo de las posibles alarmas, cuándo se activaron y la última ubicación conocida del vehículo.

En breve, los usuarios de la aplicación tendrán la posibilidad de programar el momento en que se activa el Modo Guardián. Además, el fabricante continúa trabajando con los propietarios y socios para desarrollar más funciones que brinden tranquilidad a los profesionales.