Dado que el picking es la operación más costosa y que más tiempo lleva en cualquier almacén, es vital que los responsables de las flotas seleccionen las carretillas más productivas para el trabajo.

Por eso la última gama de recogepedidos de bajo nivel de 1,0 a 2,0 toneladas, fabricados por Cat Lift Trucks y distribuídos en el mercado español por Bergé Manutención Ibérica, se ha diseñado para ofrecer los más altos estándares de productividad y comodidad para el operario.

La potencia suave y continua y el control preciso de la conducción, procedente de la última tecnología de CA incorporada en estas carretillas, ofrecen un excelente nivel de aceleración y maniobrabilidad, por lo que ahora más que nunca los operarios pueden moverse de forma fácil, rápida y precisa de una ubicación a otra. El volante de diseño automovilístico hace que el control de la carretilla sea altamente intuitivo y concentra todas las funciones principales de la carretilla al alcance de la mano, mientras que un display LCD de fácil lectura proporciona toda la información de funcionamiento principal de un vistazo.

[youtube video=»DLEKH7nD7SI» ancho=»480″ alto=»300″]

 

Productividad y comodidad para el operario

Un compartimento para el operario de 540 mm de profundidad líder en su clase, combinado con el peldaño de baja altura y con puntos anchos de entrada y salida con esquinas biseladas, facilita y acelera las operaciones de subida y bajada del vehículo. Los modelos con horquillas de elevación permiten elevar el portacargas en 800 mm, lo que elimina movimientos innecesarios de flexión y estiramiento. Los modelos de elevación tipo tijera también incorporan horquillas de 2,4 m de longitud para transportar al mismo tiempo dos europalets o tres jaulas de ruedas, lo que permite extender las rutas de picking y reducir el tiempo de desplazamiento innecesario.

Una plataforma que eleva también al operario, permite realizar operaciones de picking a alturas de 2,5 m y tanto las horquillas como la plataforma pueden elevarse durante la conducción gracias a los controles montados en el volante a medida que se realiza la aproximación a cada ubicación, lo que ahorra preciosos segundos.

Un botón accionado por el pie también optimiza tiempo, pues permite que los operarios bajen la plataforma mientras tienen las manos ocupadas. Además el sistema de detección de presencia a bordo de las carretillas utiliza toda la superficie del suelo, reduciendo el tiempo que se necesita para detectar a los operarios y para empezar realmente a trabajar.

El volante de diseno automovilistico hace que el control de la carretilla sea altamente intuitivo

El volante de diseño automovilístico hace que el control de la carretilla sea altamente intuitivo

Los últimos modelos incorporan luces LED delanteras de color blanco para garantizar que los operarios de la carretilla puedan ver y ser vistos, incluso en condiciones de baja iluminación, y también actúan como señales de intermitencia de giro para dejar claras las intenciones del conductor. La seguridad aumenta aún más gracias a la reducción automática de la velocidad en curvas, una reducción automática en la velocidad de desplazamiento máxima dependiendo de la carga que se esté transportando y un centrado automático del volante para evitar que la carretilla se mueva en una dirección inesperada.

Múltiples opcionales

Entre las muchas opciones extra cabe citar los controles de conducción de desplazamiento junto a la máquina y de elevación de la horquilla, que eliminan la necesidad de que los operarios se encaramen entre los pedidos cuando solo es preciso cubrir cortas distancias, así como una bandeja de carga para el almacenamiento temporal de las mercancías recogidas cuando la plataforma se encuentra en posición elevada.