El Consejo de Ministros ha decidido en su reunión de esta semana remitir al Congreso de los Diputados el proyecto de ley de modificación de la LOTT para establecer un régimen sancionador para los casos de morosidad en el sector del transporte de mercancías por carretera.

Según el Gobierno, este proyecto de ley es «fruto del compromiso adquirido con el Departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera, para abordar los retos que afronta el transporte de mercancías por carretera».

En concreto, la propuesta normativa que ahora deberá ser aprobada en el Parlamento propone un nuevo tipo infractor por el incumplimiento del plazo máximo legal de pago de sesenta días previsto en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, en los contratos de transporte de mercancías por carretera, en línea con otros precedentes existentes en nuestro ordenamiento jurídico para sectores económicos con tipologías empresariales similares.

De igual modo, también se contempla la publicidad de las resoluciones sancionadoras impuestas por estos incumplimientos, como sucede en otros sectores y en el Derecho comparado, con fines disuasorios.

En este mismo sentido, se estima que la reputación empresarial también debe jugar un papel importante para combatir las prácticas de competencia desleal en el mercado.

El Ejecutivo estima que este tipo de incumplimientos contractiales impactan de lleno en un tejido empresarial como el del sector del transporte de mercancías por carretera en España, que está constituido principalmente por empresas de reducido tamaño, algo que, además, según el Gobierno, «aumenta drásticamente en períodos de mayor riesgo económico, como el motivado por la pandemia ocasionada por el covid-19, al hacerse más difícil la financiación».

Sin embargo, el proyecto podría encontrarse en el Parlamento, según Fenadismer, con otro proyecto de ley más avanzado de establecimiento de un régimen sancionador para todos los sectores económicos, lo que podría afectar a su tramitación.

Los transportistas reclaman desde hace años medidas efectivas para acabar con la morosidad.