Ferry de P&O

Los buques de la naviera británica transportan más de 2,2 millones de unidades de carga al año.

Los cargadores de la península ibérica podrán transportar su mercancía hasta los principales mercados de Gran Bretaña gracias a una nueva colaboración entre P&O Ferries y Finnlines, que ofrece servicios de ferry entre Zeebrugge (Bélgica), y los puertos de Bilbao y Santander.

P&O Ferries gestiona 98 conexiones semanales desde los puertos de Tilbury, Hull y Teesport, en la costa Este de Gran Bretaña, hasta su principal ‘hub‘ europeo, situado en Zeebrugee.

Finnlines conectará estas rutas a los puertos españoles de Bilbao y Santander, lo que permitirá proporcionar un servicio eficiente entre el norte de España y el nordeste de Inglaterra y Escocia.

La eficacia y puntualidad de estos servicios conformará una alternativa consistente al transporte por carretera o ferrocarril, cuyos costes son más elevados. Los cargadores podrán realizar reservas individuales y beneficiarse de un tiempo de tránsito máximo de cinco días entre los puertos españoles y los de Gran Bretaña.

La naviera británica espera un aumento del volumen de tráfico de ‘project cargo’, maquinaria y componentes de maquinaria, ‘packaging’, aluminio, piezas de automoción, fruta y vegetales, baterías y papel.

Actualmente, el operador cubre ocho rutas principales entre Gran Bretaña, Francia, Irlanda, Holanda y Bélgica, para lo que cuenta con 20 buques que transportan más de 2,2 millones de unidades de carga al año.

Junto a su división logística, P&O Ferrymasters, la naviera opera servicios integrados de transporte por carretera y ferrocarril hacia algunos países del continente europeo, como Italia, Polonia y Rumanía. De hecho, cuenta con una terminal ferroviaria propia en Oradea, en el norte de Rumanía, para facilitar el movimiento de mercancías hacia Gran Bretaña, que comenzó a operar en 2016.