tren mercancias de los ferrocarriles portugueses CP

La resolución de los concursos ha estado paralizada por problemas de financiación.

La administración portuguesa sigue avanzando en la puesta en marcha de una nueva conexión ferroviaria de mercancías que enlazará las localidades de Elvas y Caia, situadas en la ciudad lusa de Évora, con Extremadura, según informa el diario El Economista.

El nuevo trazado, que contempla un recorrido de 80 km, requiere una inversión de casi 700 millones de euros y se encuadra dentro del Plan Estratégico de Transportes e Infraestructuras 2014-2020, que incluye la conclusión del enlace Sines-Setúbal-Lisboa-Évora-Elvas-Caia-Madrid.

La empresa pública Infraestructuras de Portugal (IP) ha adjudicado los cuatro lotes de ingeniería en que está dividido el proyecto a las españolas Sener, Typsa, Fulcrum e Intecsa-Inocsa, en consorio con varias firmas portuguesas. Ninguno de los cuatro contratos supera los cinco millones de euros.

Los concursos se lanzaron a principios de 2015, pero su resolución ha estado paralizada por problemas de financiación. Los consorcios ganadores ya están ejecutando los trabajos, que está previsto que finalicen a finales de 2017. Según el calendario fijado, en esas fechas se licitarán las obras de construcción, en las que también participarán empresas españolas.

 

El objetivo es aumentar la capacidad de transporte de mercancías y disminuir los tiempos de recorrido para constituirse como una alternativa competitiva al transporte por carretera e incrementar la cuota de mercancías transportadas actualmente por ferrocarril con destino a España y Europa.

La infraestructura ferroviaria es interoperable y estará diseñada para tráfico mixto. Se construirá en una primera fase para trenes de mercancías en ancho ibérico, con una velocidad de 120 km/h. En una etapa posterior, se desarrollará una segunda vía en ancho internacional por la que podrán circular a 250 km/h. Con los últimos tramos de la línea en Portugal, se completará por el sur el Corredor Atlántico.