Nueva terminal de contenedores automatizada de Rotterdam

Los estibadores del puerto de Rotterdam podrían ir a la huelga ante la pérdida de empleo que traerán las terminales automatizadas.

El puerto holandés de Rotterdam y los estibadores que prestan servicio en el mismo negocian actualmente una serie de condiciones laborales en las que existen discrepancias, negociaciones que, de no finalizar en acuerdo, podrían desembocar en una huelga de los operarios y paralizar uno de los principales puertos europeos.

A finales del mes de noviembre, desde el sindicato FNV Havens informaron que los estibadores había votado a favor de paralizar el puerto en varias jornadas de diciembre y enero, si no se cumplían una serie de requisitos que incluían garantizar el empleo durante los próximos nueve años. 

No obstante, los empleadores del gremio han venido proponiendo garantizar el empleo hasta el 30 de junio 2020, por lo que los sindicatos han aceptado que esta garantía se reduzca hasta el año 2021, siempre y cuando se establezcan una serie de compensaciones, como reducir la edad de las prejubilaciones.

El conflicto nace de la pérdida de puestos de trabajo que traerá consigo una terminal de contenedores altamente automatizada que se pondrá en marcha en 2107, lo que traerá consigo la destrucción de 700 empleos, según los sindicatos.

Por otro lado, desde FNV también critican la posición del puerto, ya que «pretende establecerse como un mediador en el conflicto», mientras ha invertido 2.900 millones de euros en la terminal Maasvlakte II y no ayuda al sector a pesar de un beneficio bruto de 200 millones de euros en el último año.

Ultimátum de los trabajadores

Aunque las negociaciones entre empleadores y estibadores en torno a este tema viene manteniéndose desde abril del presente año, los trabajadores dieron un ultimátum a las empresas a principios de mes.

Por ello, han vuelto a sentarse sobre la mesa el jueves 10 de diciembre, y los sindicatos estudiarán en la mañana de este viernes día 11 la nueva propuesta para reanudar las conversaciones antes del fin de semana.