Redes europeas de transporte en el acuerdo Conecta Europa

La comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo ha confirmado en el día de ayer, el acuerdo del pasado mes de julio sobre el programa «Conectar Europa», que establece los fondos que recibirán los proyectos prioritarios de transporte, energía y telecomunicaciones en la Unión Europea de 2014 a 2020.

Los eurodiputados confirmaron el consenso al que se había llegado con los Estados miembros y la Comisión Europea, que aún deberá recibir el visto bueno formal del pleno de la Eurocámara y del Consejo de la UE, la institución que reúne a los veintiocho estados, tal y como ha señalado la diputada socialista española Inés Ayala, que participó en el paquete.

El reglamento «Conectar Europa» establece las exigencias que tendrán que cumplir proyectos como los corredores de transportes para recibir fondos europeos, los porcentajes de cofinanciación para las distintas obras y el control que Bruselas mantendrá sobre su desarrollo.

Entre las infraestructuras principales que reconoce el acuerdo figuran los corredores Atlántico y el corredor Mediterráneo, que son considerados como proyectos prioritarios.

En cambio, la conexión de España con Francia a través de los Pirineos, el proyecto clave del llamado corredor Central, queda definitivamente fuera de la red principal, aunque el reglamento abre la puerta a que se puedan cofinanciar hasta el 50 % de los gastos de sus estudios preparatorios.

Dentro del paquete «Conectando Europa», las principales partidas asignan unos 26.000 millones de euros para transporte, 5.126 millones para energía y 1.000 millones para las telecomunicaciones.

El reglamento también confirma que España contará con diez aeropuertos en la red principal: Alicante, Barcelona, Bilbao, Las Palmas, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife Sur y Valencia.

Además, el país tendrá trece puertos prioritarios: Huelva, Tenerife, La Coruña, Algeciras, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Gijón, Las Palmas, Palma de Mallorca, Sevilla, Tarragona y Valencia, y uno más en el apartado de puertos fluviales, Sevilla.

El siguiente trámite parlamentario es la confirmación del acuerdo, por parte de la Eurocámara, en el segundo pleno de octubre.