Maersk sigue impulsando su papel como integrador logístico multimodal global con el envío de un primer tren completo entre España y China.

En un convoy operado por RTSB, el grupo ha movido por ferrocarril sus primeros contenedores con productos químicos entre Madrid y la localidad china de Nansha, la provincia de Guangdon y a donode llegará a finales de mes.

Con anterioridad, la carga había sido trasladada por carretera desde Cartagena a la capital de España en mayo y, desde aquí, el convoy, ya formado, se ha dirigido al municipio alemán de Duisburg, para, posteriormente, partir hacia Hefei, en China, a través de la población polaca de Małaszewicze.

Con este tipo de servicios, el grupo naviero danés pretende ofrecer alternativas al congestionado tráfico marítimo entre el sureste asiático y el continente europeo, en línea con las experiencias que llevan a cabo otros operadores, sobre la base de que los servicios intermodales intercontinentales suponen una opción que puede agregar valor.

De manera espacial, Mersk estima que los servicios intermodales entre Europa y China ofrecen una solución alternativa de calidad para la cadena de suministro de productos químicos, asegurando mayor resiliencia y más seguridad, dad la exactitud con que cumplen sus horarios y tiempos de entrega.