Los partidos políticos que sustentan la coalición del Gobierno han decidido hacer caso omiso al Tribunal Supremo, al menos en lo que tiene que ver con los plazos para pasar las ITVs durante la crisis sanitaria.

Así pues, el PSOE y Podemos han conseguido que se desestime una Proposición no de Ley presentada por el Partido Popular en el Congreso de los Diputados, que planteaba un posicionamiento en relación a la citada Orden de prórroga de la ITV para no retrotraer la fecha de revisión a los plazos originales de vencimiento para ningún vehículo cuya inspección caducara durante el estado de alarma.

Sin embargo, esta votación se quedará en agua de borrajas una vez que se publique en los próximos días en el BOE el Auto del Tribunal Supremo.

Desde ese momento, las estaciones de ITV tendrán que cumplir la sentencia del Alto Tribuaal, aunque antes, el Ministerio de Industria deberá establecer los criterios para su aplicación.

Como recuerda Fenadismer en un comunicado, en este punto deberán tenerseen cuenta que se producirán múltiples situaciones controvertidas como consecuencia de la diferente regulación de prórrogas establecida para los vehículos cuya ITV venció entre el 14 de marzo y el 20 de junio y los que les venció desde esa fecha hasta el 31 de agosto, lo que puede llevar a situaciones disparatadas al pasar la revisión los vehículos.