Rallo estudia iniciar una segunda fase de obras en su plataforma central de Onda.

Rallo estudia iniciar una segunda fase de obras en su plataforma central de Onda.

La castellonense tiene previsto ampliar su base central del municipio de Onda, con el fin de poder atender las necesidades crecientes de servicios logísticos y de transporte de sus clientes, especialmente del sector azulejero.

Actualmente se encuentra en fase de estudio una segunda fase de obras para ampliar los almacenes, los talleres, el surtidor y la plataforma de ensacado que tiene en la localidad castelllonense, así como añadir un segundo edificio de oficinas.

De igual modo, tras incorporar 12 nuevas tractoras a su flota el pasado mes, la compañía también contempla la construcción de un nuevo almacén para mercancía paletizada de 10.500 m² de superficie.

Rallo también prevé añadir nuevos servicios logísticos para la industria cerámica de la zona, como control de inventarios, etiquetaje de productos, preparación de pedidos y distribución, entre otros.

El espacio de almacenamiento de las instalaciones centrales de Rallo en Onda pasará a tener una superficie de 24.000 m², a los que hay que añadir una plataforma de 42.000 m² de superficie más para la gestión y almacenaje de grandes volúmenes.

La empresa castellonense, radicada en el municipio de Onda y fundada hace más de 30 años, da servicio de transporte nacional e internacional de carga general y grupaje con servicios regulares desde España hacia Francia e Italia y está especializada en el movimiento de productos químicos, pulverulentos y mercancías ADR en cisterna, así como en transporte de mercancías a temperatura controlada y de productos agroalimentarios.