Reducir las emisiones de CO2 en el consumo energético de sus plantas tanto en España como en Portugal, es uno de los objetivos principales del Grupo Renault para los próximos años.

De igual modo, la marca francesa se han propuesto rebajar en un 50% las emisiones que producen sus instalaciones industriales en todo el mundo cara a 2030.

Con este objetivo en el horizonte, Renault ha signado una colaboración con Iberdrola que suministrará al grupo automovilístico energía verde a largo plazo e implantará soluciones de electrificación de calor y eficiencia energética.

Ambas marcas trabajarán conjuntamente en iniciativas como la electrificación del calor de los procesos térmicos, el análisis de posibles eficiencias en la gestión energética de las plantas a través de big data, la implantación de proyectos renovables on-site como plantas fotovoltaicas y eólicas en sus instalaciones, así como la reutilización de baterías de vehículos eléctricos para almacenamiento de energía y utilización en el suministro energético a Renault.

También se contempla el análisis y diseño de soluciones de movilidad eléctrica y recarga, tanto para uso interno de las flotas propias en las plantas, como para carga vinculada en vehículos de empleados, terceras empresas y clientes finales.