La naviera Brittany Ferries y Repsol han ampliado su contrato para el suministro de GNL en las rutas españolas de larga distancia. La compañía energética proporcionará al operador el combustible necesario para sus operaciones en España y se ha comprometido a construir dos nuevas instalaciones de bunkering en los puertos de Bilbao y Santander.

Cada una de ellas incluirá un tanque de almacenamiento de 1.000 m³ que garantizarán el suministro ininterrumpido de Gas Natural Licuado. Esto será especialmente importante a partir del año 2022, cuando los buques Salamanca y Santoña comenzarán a realizar escalas regulares entre el puerto británico de Portsmouth y el norte de España.

Serán el segundo y tercer buque de la naviera propulsados por GNL tras Honfleur, que se está construyendo en Alemania y entrará en servicio a primeros de 2020 para cubrir la ruta entre Portsmouthy la ciudad francesa de Caen.

Además, serán los primeros de este tipo en operar hacia y desde el norte de España, y gracias a las nuevas terminales de Repsol, podrán repostar combustible de manera regular, flexible y fiable cuando lleguen a los puertos españoles.