El año 2014 comenzaba la publicación del IV del IV Acuerdo Marco de la Estiba en el Boletín Oficial del Estado, después de que fuese aprobado por la Dirección General de Empleo. Y además, Puertos del Estado remitía a las Autoridades Portuarias los pliegos de condiciones para autorizar en los puertos españoles el servicio comercial de transporte portuario, con el fin de evitar fraudes en el peso de los contenedores y retrasos en los pagos.

También durante este primer trimestre trascendió que finalmente sería Suardíaz quien opere la línea entre Vigo y Nantes conformando una sociedad nueva junto a los puertos de Vigo, Nantes, La Havre y Algeciras. Esta línea será, asimismo, cofinanciada por Bruselas con un máximo de tres millones de euros.

En febrero, José Llorca, presidente de Puertos del Estado, alertó del riesgo de que continuase la caída de los tráficos de tránsito en 2014, después de que en 2013 hubiesen caído los tráficos un 3,45% en el conjunto del sistema portuario, algo de lo que también informó en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.

Otro aspecto al que Llorca se refirió en sus comparencias es el coste de la estiba en los puertos, “sin lugar a dudas, caros para el tránsito”. Estas declaraciones se han produjeron en un mes en el que la estiba española se ha organizado para parar durante dos horas en solidaridad con los estibadores portugueses.

Trabajos de estiba

Trabajos de estiba.

En este sentido y para contribuir a “dar transparencia al sector español de la estiba”, el sindicato Coordinadora presentó un “Estudio sobre tasas y servicios portuarios”desmintiendo este argumento de los altos costes de la estiba en el sistema portuario español. Un informe que Llorca consideró como una buena iniciativa durante su intervención en la Comisión de Fomento.

Dentro del ámbito sindical, a finales de marzo se supo que las negociaciones del convenio de la estiba valenciana se retomarían de forma inmediata con la participación de un mediador, después de seis meses de negociación infructuosa. Con esta propuesta, los sindicatos buscaban negociar directamente con las empresas al creer que los intermediarios no habían transmitido fielmente la realidad de las conversaciones.

Hanjin Shipping vende el 70% de su terminal TTI Algeciras

Por otro lado, en enero, Pemex anunciaba que Barreras y Navantia se encargarían de realizar los dos floteles que servirán para alojar a los trabajadores dedicados al mantenimiento y construcción de infraestructura en zonas marinas, estimando, para ello, un plazo de dos años de construcción, hasta el verano de 2016.

Además, en marzo, Hanjin Shipping oficializaba la venta del 70% de sus acciones en TTI Algeciras a un consorcio coreano formado por IBK Securities y Korea Invertment Partners, tras obtener la máxima puntuación en una licitación pública que se realizó en 2013.

En cuanto a la cuestión medioambiental, asunto de especial relevancia en la industria marítima, en marzo, la UE retrasaba hasta finales de 2025 la fecha límite para implantar infraestructuras portuarias de suministro de GNL, algo que desde Anave consideraron un perjuicio a la aceptación de este combustible por parte de las navieras, por dar a los puertos 10 años más para adaptarse a las nuevas reglas del convenio Marpol.

Por último, también en marzo, el puerto de Sevilla vivió una polémica por el dragado del Guadalquivir, después de que el PP reclamase a la Junta de Andalucía que informara sobre las acciones que se estaban desarrollando y con garantías ambientales. Al respecto, UGT consideró que, para reabrir los astilleros de Sevilla, era necesario acometer este dragado, mientras que desde la asociación WWF se apostó por un plan integral.