El mes de junio ha finalizado con una noticia de peso para el transporte marítimo en España, pues Marruecos ha decidido cancelar la Operación Paso del Estrecho. Pocos días de conocerse que empezaría en el mes de julio, el país vecino ha decidido poner fin a esta operativa, indicando que aún no hay fecha para la apertura de fronteras.

Desde la Junta de Andalucía, ya habían reclamado la cancelación, pero los sindicatos aludían a la gran cantidad de puestos de trabajo que podrían perderse si no se llevara a cabo. Mientras, en el sector de la estiba siguen batallando para cerrar el V Acuerdo marco con Anesco, que será revisado próximamente por Competencia, y el Gobierno ha ampliado el plazo de adaptación de las Sagep como empresas de trabajo temporal, a consecuencia del Covid-19.

En un reciente análisis sobre la situación actual en el país, Anave ha señalado la importancia de un sector marítimo fuerte para la recuperación económica de España, lo que debería incluir medidas para impulsar la competitividad de las navieras. Por su parte, los inversores portuarios han reclamado la reducción de las tasas portuarias.

En la parte positiva, Transportes ya ha comunicado que movilizará 4.000 millones a lo largo de cinco años en diferentes actuaciones dentro del sistema portuario español, siempre y cuando se aprueben los Presupuestos.

Puertos

En el último mes, los puertos españoles han apostado de forma decidida por la sostenibilidad. Así, el puerto de Cádiz contará con nuevas pantallas de protección, el de Sevilla desarrollará diversas actuaciones en esta materia a través de Tragsatec, y el de Motril tiene en marcha varios proyectos para la mejora del medio ambiente.

Por su parte, el puerto de Cartagena ha iniciado los trabajos para la mejora ambiental y económica del entorno de Peñarroya y el de Valencia sigue avanzando en su plan para reducir a cero sus emisiones en el año 2030.

Contenedores y gruas en el puerto de Valencia

El puerto de Valencia sigue avanzando en su objetivo para eliminar sus emisiones de cara a 2050.

De hecho, acaba de licitar el suministro, instalación y configuración de equipos de control ambiental dentro del marco del Proyecto Green C Ports, y está desarrollando una estación de suministro de hidrógeno para la iniciativa H2Ports.

En cuanto al puerto de Barcelona, que pretende reducir sus emisiones en un 50% para 2030 y alcanzar la neutralidad en 2050, contará próximamente con nuevos accesos viarios y ferroviarios. También el puerto de Tarragona ha mejorado sus infraestructuras para el ferrocarril en el Muelle de Castilla y ha recuperado el tráfico con Lérida.

Además, ha finalizado la primera fase de construcción del Muelle de Baleares y se ha puesto en marcha un servicio de bunkering en la zona de fondeo del puerto. En el de Cádiz, que sigue avanzando en la adscripción de los terrenos de Delphi, se iniciarán próximamente las obras del ramal del Bajo de la Cabezuela, tras haber recibido Adif el visto bueno del Gobierno.

A su vez, en el de Huelva, que ha iniciado la adaptación de su canal de navegación para nuevos tráficos, se ha puesto en marcha una línea ferroviaria con la terminal lusa de Elvas.

Nuevas conexiones

Respecto a las nuevas conexiones marítimas, destacan la de JSV entre el puerto de Barcelona y Turquía, la de CLdN entre el puerto de Santander, Liverpool y Dublín, y la de Containerships entre Ferrol, Liverpool, Bristol, el enclave escocés de Greenock y Dublín.

En otro orden de cosas, K-Line ha reanudado sus operaciones en el puerto de Santander y Balearia, que ya opera sin restricciones en todas sus rutas nacionales, ha iniciado un servicio directo entre Mallorca y Formentera.

Al mismo tiempo, Armas-Trasmediterránea ha retomado sus conexiones interinsulares en Canarias, y ha restablecido la línea entre Valencia e Ibiza, y la que une Algeciras con Ceuta. También FRS ha retomado esta conexión y ha reforzado sus servicios con Canarias.