La naviera japonesa K-Line Car Carrier ha vuelto a visitar el puerto de Santander el sábado 13 de junio con el Euphrates Highway, tras atracar unos días antes el buque de última generación Sirius Highway, con mayor capacidad y mejoras en eficiencia operativa. Representada en exclusiva por Bergé, ha reanudado así sus escalas en España tras la pandemia del Covid-19.

Las siguientes salidas desde Santander tendrán lugar los días 29 de junio con el buque Canadian Highway, y el 20 de julio, con el Eurasia Highway, con destino al sureste asiático. Las escalas dirigidas al mercado asiático conectan con los puertos de Singapur, Taipei, Kobe, Chiba y Toyohashi.

Además, desde Singapur conectarán con Yakarta, en Indonesia, Laem Chabang, en Tailandia, Batangas y Bauan, en Filipinas, Port Klang, en Malasia, y Hai Phong y Ho Chin Minh, en Vietnam. A ellos se añaden el de Ennore, en India, Hambantota, en Sri Lanka, y los puertos australianos de Port Kembla, Melbourne, Brisbane, Adelaide y Fremantle.

Por otra parte, están previstas dos escalas en el puerto de Barcelona. El día 25 de junio, escalará en la instalación el Polaris Highway y el 13 de julio el Iguazu Highway, con destino a la costa este de Estados Unidos y el Golfo de México, respectivamente.

En las rutas hacia esta zona, la naviera conecta con los puertos de Baltimore, Jacksonville y Galveston, en Estados Unidos, y con los de Altamira y Veracruz, en México. Además, conviene apuntar que a finales de este año, la naviera introducirá su nueva línea de buques impulsados por Gas Natural Licuado.