En noviembre, según publicaba el barómetro de transporte de Timocom, el sector afrontaba con optimismo el último trimestre de 2014, tras un segundo trimestre en donde la relación entre cargas y camiones se comportaron en la misma línea que los tres años anteriores, con un fuerte impulso, sobre todo, en septiembre.

Al dato de la mejora en el volumen de carga durante los últimos meses del año, se ha unido el descenso del 1,6% en el precio del gasóleo. De este modo, a finales de noviembre, alcanzaba un precio por debajo de los 1,25 euros, un descenso motivado por la bajada en el precio del petróleo.

Mientras tanto, en el ámbito internacional, Rusia ampliaba la vigencia del convenio TIR hasta febrero de 2015, para dar tiempo a finalizar la licitación que se está llevando a cabo actualmente y con la que se pretende asegurar la validez de las autorizaciones TIR en las fronteras rusas.

Además, a finales de mes, Transfennica anunciaba que cancelaba la autopista del mar entre Bilbao, Portsmouth y Zeebrugge, una consecuencia derivada de la nueva política europea sobre reducción de emisiones en el Báltico, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015.

A vueltas con el céntimo sanitario

Sin embargo, en noviembre, el tema que ha centralizado la mayor atención en el sector del transporte por carretera ha sido la devolución del céntimo sanitario y el paro nacional convocado por el CNTC a finales de octubre.

Así, después de que la CETM responsabilizara al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de las consecuencias que podría traer el paro del transporte, el Ministerio daba marcha atrás y se mostraba dispuesta a devolver el importe íntegro recaudado a través del impuesto, tal y como habían exigido los transportistas, y presentaba una propuesta de acuerdo.

Ante esta propuesta, el CNTC matizaba algunos de los apartados, manifestándose, sin embargo, dispuesta a a dialogar con el Ministerio. Por ello, el jueves 13 de noviembre, a cuatro días del paro nacional del transporte, Hacienda y el Comité de Transporte por Carretera conseguían firmar un acuerdo que permitía desconvocar el paro y asegurar la devolución íntegra del céntimo sanitario.

Pesos y dimensiones

Otro asunto que ha tenido repercusión en noviembre ha sido la modificación de pesos y dimensiones planteada por el Gobierno, en la que se descartaba permitir las 44 toneladas pero se buscaba regular el uso de megatrucks y se ampliaba la altura máxima en carretera a 4,5 metros para los vehículos adaptables en altura.

Sin embargo, y a pesar de que el Ejecutivo pusiese en marcha la tramitación de la nueva normativa, el CNTC rechazó el documento, entre otros motivos porque, la modificación debe hacerse con criterios de rigor  técnico y de seguridad jurídica, “atributos de los que adolece completamente el texto”.

Por otro lado, y a pesar de que el PP rechazase la enmienda presentada por el PSOE a la nueva ley del IRPF, en la que corregía la ‘expulsión’ de unas 26.000 empresas del sector del sistema de tributación por módulos, Hacienda comenzó a elaborar «el último sistema de módulos» para el transporte, una ley que restringirá el acceso al régimen de módulos a las empresas con una facturación mayor de 75.000 euros.

Los mega-camiones encuentran oposición en la población alemana

El Gobierno español quiere regular el uso de mega trucks.

Por último, en noviembre, los datos que se han publicado han mostrado una situación dispar. A pesar de que, en septiembre, la cifra de negocio del sector del transporte aumentaba un 6% y la creación de empresas se saldaba con un resultado positivo de 215 sociedades nuevas, en ese mismo mes, la contratación en el sector caía un 2,0% y en octubre, el paro aumentaba un 1% en comparación con el noveno mes.

Además, en noviembre, se publicaba la Encuesta Permanente del Transporte por Carretera del tercer trimestre de 2014 en donde se reflejaba un crecimiento del 6,6% de la carga transportada, impulsado, sobre todo por el transporte nacional. Un dato que, sin embargo, contrasta con la caída del 0,6% en los precios del transporte de mercancías en Europa.