La mesa de negociación del nuevo acuerdo marco de la Estiba se ha roto. Así lo ha confirmado a cadenadesuministro.es José Antonio Olaizola, secretario federal Sectorial de Puertos, Aduanas y Consignatarias de UGT que ha calificado de «inflexibilidad total» la postura mostrada por la patronal Anesco en la reunión celebrada este miércoles.

Según Olaizola, la patronal estibadora se ha mostrado inflexible para negociar la plataforma que presentó a los sindicatos en la última reunión y «ha dejado claro que la reforma laboral aprobada por el Gobierno les favorece y debe ser aplicada en todos los puertos«.  Esta posición de los empresarios «ha hecho que se paralice el diálogo y se rompa el espíritu de consenso que ha imperado en los acuerdos del sector en los últimos años y que ha logrado que sean los puertos uno de los grandes motores económicos de este país«, señala el sindicato UGT.

Como informó cadenadesuministro.es, en la reunión del pasado martes 7 la patronal ya dejó entrever a los sindicatos que las «circunstancias» de la negociación habían cambiado tras la aprobación de la nueva reforma laboral.

Ante este panorama, los sindicatos Coordindadora, UGT, CCOO y Giga, que forma la plataforma sindical, ha decidido como primera medida de presión la paralización de todas las negociaciones locales del sector estiba que se están celebrando en estos momentos en diferentes puertos. De esta forma, «no aceptaremos sentarnos en una mesa de convenio local hasta que no se firme un convenio de carácter nacional», asegura Olaizola.

En segundo lugar, el próximo 3 de junio se realizarán paros de dos horas en todos los puertos españoles para celebrar asambleas informativas y plantear la situación a la masa laboral estibadora. Finalmente, la última decisión adoptada es celebrar un encuentro conjunto todos los sindicatos el 12 de junio y volver a solicitar a Anesco un cambio de su postura y «si no recibimos ninguna respuesta positiva al respecto, endureceremos las movilizaciones y las presiones«, advierte el responsable de UGT.