La planta de Aksaray, en Turquía, de Mercedes-Benz Trucks ha alcanzado la cifra de 200.000 camiones fabricados. Turquía es el tercer mayor mercado de ventas de Mercedes-Benz Trucks, después de Brasil y Alemania.

Además, en 2013, la marca vendió en el país 17.000 vehículos aproximadamente. De esta forma, Mercedes-Benz Trucks es el líder en el mercado de camiones en Turquía.

Así, según la empresa, esta planta supone un componente clave en su red de producción. En ella, se han invertido cerca de 310 millones de euros desde su fundación en 1986. De hecho, recientemente, se han empleado 20 millones para construir una nueva nave de producción que se sumará a los 100.000 m² de la planta principal y aumentará la capacidad de producción anual en 17.500 unidades.

Durante los últimos, Mercedes-Benz ha invertido, además de en la instalación, en la formación continua de sus empleados. Con ello, la empresa ha mostrado su compromiso tanto con la ubicación como con el futuro de sus empleados, ya que «la única forma con la que podemos seguir teniendo éxito en el largo plazo es con un equipo altamente cualificado y dedicado».