Algunos datos estadísticos, especialmente de construcción y de rehabilitación de viviendas, vienen a confirmar el runrún de crisis que se rumia en el sector de la construcción que, en los últimos meses está viendo cómo aumentan los procedimientos concursales.

Así mismo, esta situación se traslada a los proveedores del sector, pese a que el transporte de minerales y material de construcción acumula en los tres primeros trimestres del año pasado, según el Ministerio de Fomento, un crecimiento anual en la cantidad total de mercancías de este tipo movidas de un 6,1%.

Pese a ello, las empresas del sector no descartan un contagio de la situación, a medidas que los efectos de los procedimientos concursales que se vienen registrando vayan extendiendo sus efectos.

En concreto, la Asociación de Excavadores y Transportistas de la Construcción de la Comunidad de Madrid, calcula que en los últimos meses se están produciendo “cascadas de suspensiones de pagos por parte de las empresas constructoras, en muchos casos con el visto bueno de las grandes promotoras”.

Según la organización perteneciente a Fenadimser, esta situación está generando la «absoluta indefensión a las más de 2.500 pequeñas empresas que trabajan en este sector sólo en dicha región, con deudas impagadas que en algunos casos superan los dos millones de euros».