Según confirma Comisiones Obreras, la Inspección de Trabajo ha sancionado a Transportes Caudete porque «actuaba en fraude de ley, contrataba a trabajadores en Murcia, cuando realmente pertenecían al centro de trabajo de Caudete aplicándoles el convenio colectivo del transporte por carretera murciano con unas condiciones salariales muy inferiores al de Albacete».

La actuación administrativa, instada a denuncia del sindicato, también ha constatado falta de información a los representantes de los trabajadores, lo que, a juicio de la central sindical, vulnera el derecho a la información y a la libertad sindical.

Así mismo, Comisiones Obreras estima que la empresa cuenta con un total de 173 trabajadores, de los cuales 40 son fijos discontinuos. Algunos de los trabajadores, durante más de 15 años, han estado contratados temporalmente, sin cobrar antigüedad.

Esta situación lleva a la central sindical a afirmar que «sus condiciones de trabajo no son cíclicas y se contrata durante los meses de inactividad a trabajadores temporales, que prueban que dicha periodicidad cíclica no existe”.

Para el sindicato, la situación de Transportes Caudete «no es un caso excepcional y es demasiado habitual el incumplimiento y el desprecio de las condiciones de trabajo reflejadas en el convenio, y a los trabajadores de este sector, por una parte importante de los empresarios del transporte«.

Comisiones Obreras asegura que «se dan jornadas de entre 12 y 15 horas de trabajo diario, no solo de conducción, sino también de espera en las fábricas, cargas y descargas, y otras labores que requieren el tiempo y el esfuerzo de estos trabajadores, que en muchos casos no son retribuidas.