La marca alemana estima un mercado potencial de entre 9.000 y 12.000 unidades anuales.

La marca alemana estima un mercado potencial de entre 9.000 y 12.000 unidades anuales.

Tras dejar de producir plataformas portacontenedores en la primera década del siglo XXI debido a la sobrecapacidad que se produjo en el mercado europeo como consecuencia de la crisis económica de 2008, ahora Schmitz Cargobull vuelve a comercializar estas unidades.

El fabricante germano de semirremolques quiere aprovechar el impulso que en los últimos años vive el transporte intercontinental de contenedores y el empuje a la intermodalidad que se impone en Europa, toda vez que la demanda de este tipo de semis se ha recuperado, según sus datos, en los principales mercados europeos.

El plan pasa por comercializar estas unidades en todos los mercados en que está presente, con tres modelos diferentes, de los cuales dos son para contenedores de 45 pies, mientras que el último es para el transporte de unidades de 40 pies.

La marca alemana de semis estima un mercado potencial para sus plataformas portacontenedores de entre 9.000 y 12.000 unidades al año, con Alemania, los Países Bajos, Bélgica y los países escandinavos como principales mercados para estas unidades, con una gestión directa de las ventas, configuración de las unidades y atención al cliente de estos modelos en todos los mercados en que tiene presencia.

En este contexto, Schmitz Cargobull ha suscrito un acuerdo con la turca Koluman Otomotiv Endüstri para la producción de plataformas portacontenedores, con un volumen de producción previsto de 1.000 unidades anuales en 2021.