zal-del-puerto-de-valencia

Hasta ahora, VPI ha recibido varias ofertas para instalarse en la ZAL, que plantean una inversión de 73,4 millones de euros.

La sociedad Valencia Plataforma Intermodal y Logística ha publicado el pliego de condiciones para la adjudicación y constitución de un derecho de superficie sobre las parcelas A1, B1 y A3 de la Zona de Actividades Logísticas del puerto de Valencia, que suman 107.000 m².

El plazo de presentación de ofertas será de 90 días naturales, habiéndose establecido los mismos criterios de valoración que en la anterior adjudicación. Así, debe tratarse de clientes finalistas cuyo proyecto esté vinculado al tráfico marítimo e implique medidas de impacto socioeconómico y mejora medioambiental.

Entre estas últimas, destacan las actuaciones para la reducción de emisiones de CO2, el empleo de fuentes de energía alternativa y el compromiso de implementar medidas que contribuyan a la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Por lo que respecta a los criterios económicos, se tendrá en cuenta la valoración del canon mensual ofertado, así como las inversiones previstas.

Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog

Hasta ahora, VPI ha recibido ofertas de cuatro empresas para varias parcelas de la ZAL, correspondientes a la F2, la G2, la A2 y la B2, en las que invertirán 73,4 millones de euros.

En todos los casos, los proyectos presentan un fuerte componente ecológico, ya sea por la instalación de sistemas de ahorro energético y plantas fotovoltaicas o por el compromiso de no contratar suministro eléctrico procedente de combustibles fósiles.

En concreto, Raminatrans invertirá 9,21 millones en un almacén de cero emisiones de 15.496 m², en el que gestionar temporalmente depósitos aduaneros, preparación de pedidos, embalajes y etiquetado de mercancías.

Por su parte, QA Pimba prevé invertir 8,63 millones para levantar una nave de 21.512 m² en la parcela G2. En materia medioambiental, plantea inversiones en energía solar, térmica y fotovoltaica y compromisos de reducción de CO2.

El proyecto de MSC contempla una inversión de 19,86 millones para la construcción de una instalación de 20.200 m², en la que apostará por el vehículo eléctrico e instalará 5.050 unidades generadoras de energía solar y una central fotovoltaica.

La inversión más elevada es la que plantea Medlog, perteneciente al mismo grupo, pues asciende a 35,76 millones. Su intención es poner en marcha un centro logístico de 25.400 m² especializado en el transporte por contenedor en frío para congelados y productos refrigerados.

Además, solicitará suministro eléctrico a las compañías que le garanticen que el origen de la energía no genera emisiones contaminantes y construirá su propia central de energía fotovoltaica, con 6.343 módulos capaces de generar un ahorro de 1.074 toneladas de CO2 al año.