La nueva Estrategia Nacional de Seguridad Marítima se adaptará al nuevo contexto internacional

Se inicia el procedimiento para la elaboración de una nueva Estrategia Nacional de Seguridad Marítima, con el fin de adaptar este documento a un nuevo contexto más complejo y competitivo a nivel internacional.

Jueves, 28/07/2022 por CdS

El documento se adaptará a la Estrategia de Seguridad Marítima de la Unión Europea, actualmente en revisión.

El Consejo de Seguridad Nacional ha dado el visto bueno el pasado 21 de junio al inicio del procedimiento para la elaboración de una nueva Estrategia Nacional de Seguridad Marítima.

De esta manera se busca adaptar este documento a los cambios experimentados en el contexto estratégico global que, según la Administración, implican una mayor competición geopolítica en la escena internacional, una creciente importancia y vulnerabilidad de las infraestructuras críticas marinas, más fragilidad de la cadena de suministro global y la a aceleración del ritmo de transformación digital.

Además, también aconseja la revisión de la estrategia la propia evolución del ámbito competencial y normativo marítimo nacional, así como el inicio de los trabajos para la elaboración de la nueva Estrategia de Seguridad Marítima de la Unión Europea, que actualizará la que está actualmente en vigor, del año 2014.

En consecuencia, el Estado ha encargado al Consejo Nacional de Seguridad Marítima la elaboración de esta nueva Estrategia Nacional de Seguridad Marítima que, según se ha anunciado, se realizará «con el consenso más amplio posible».

Esta iniciativa incorporará un análisis de contexto en el ámbito marítimo, una determinación de los riesgos y amenazas a la seguridad marítima, la elaboración de los objetivos y líneas de acción, así como un diseño de la seguridad marítima y el sistema de seguridad nacional.

Para ello se tendrá en cuenta especialmente las principales tendencias a nivel global en el ámbito marítimo y su incidencia en España, las amenazas híbridas a la seguridad marítima, así como la condición de los océanos como espacio funcional de conectividad económica, humana e informativa, entre otros aspectos.