El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha reforzado la plantilla de los Puestos de Inspección Fronterizos del país con la incorporación de 30 funcionarios del Cuerpo Nacional Veterinario y del Cuerpo de Ingenieros Agrónomos del Estado, para atender las necesidades existentes durante la crisis sanitaria.

De este modo, casi 500 empleados públicos garantizan el funcionamiento de los PIFs, desde de los que garantizan el tráfico internacional de mercancías que llegan a España o que salen de nuestro país a través de puertos y aeropuertos, como un servicio esencial más que se mantiene plenamente operativo en los puertos y aeropuertos españoles.

Actividad en puertos y aeropuertos

En este sentido, los registros oficiales estiman que los PIFs de los aeropuertos de Madrid y Barcelona registran un notable descenso de actividad, debido a la ausencia de vuelos comerciales, por lo que su actividad se centra en la llegada de cargueros de pescado fresco y productos vegetales.

Por otro lado, a actividad en los puertos registra una desigual evolución, con descensos en las importaciones en puertos como Alicante, Bilbao, Valencia y Barcelona, mientras que el de Algeciras no registra cambios significativos de actividad en partidas comerciales, ni en la llegada de camiones con mercancía fresca en ferry, ni en la llegada de contenedores.

Al mismo tiempo, para esta semana está previsto el embarque de 3.000 terneros y 13.300 corderos, desde Murcia y con destino a Libia y Líbano, registro que es un 30% superior al de años anteriores.

Para las próximas semanas, estas instalaciones participarán en las campañas de exportación de cítricos y de fruta de hueso, que se desarrollan principalmente a lo largo del arco mediterráneo.

Todos los PIFs del país realizaron el año pasado un total de 482.079 controles sanitarios en partidas procedentes de otros países y, de igual modo, emitieron certificados sanitarios en la exportación de 281.632 partidas de productos destinados a países fuera de la Unión Europea.