El sector farmacéutico destaca por sus elevadas exigencias en lo referente a la logística, al ser una industria caracterizada por unas mercancías costosas y sensibles a los cambios de temperatura.

Desde hace un año está vigente la directiva de la UE, actualizada, ‘Good Distribution Practice’, o GDP’s, en la que se estipulan unos estándares mínimos para el transporte y el almacenamiento.

Por ello, Schmitz Cargobull ha diseñado un paquete con un equipamiento especial para el sector farmacéutico junto al ‘trailer’ frigorífico ‘S.KO Cool’ y que acaba de recibir la certificación de la empresa Pharmaserv.

Este semirremolque puede conseguir un control de temperatura con escasas oscilaciones. La potencia frigorífica uniforme es consecuencia de una regulación de carga parcial inteligente, lo que, además, ayuda a reducir el consumo de combustible.

Todos los procesos de regulación se registran digitalmente y se pueden documentar en tiempo real de forma irrefutable mediante la telemática de semirremolques de Schmitz Cargobull ‘TrailerConnect’, o emitir a través de un registrador de temperatura. Además, gracias a la monitorización es posible un servicio técnico preventivo, con lo que se ayuda a evitar daños en la mercancía.